El libro continua a la venta tanto en Lulu como en Bubok

viernes, 4 de octubre de 2013

Día de San Francisco de Asís

 
 
 
Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo unión,
donde haya error, ponga yo verdad,
donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Oh, Maestro, que yo no busque tanto
ser consolado como consolar,
ser comprendido como comprender,
ser amado como amar.
Porque dando se recibe,
olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
y muriendo se resucita a la vida eterna.
 
 
 
San Francisco de Asís, la revolución de la pobreza
 
Pocos gestos podían considerarse más transgresores que despojarse en público de la ropa como símbolo de la renuncia a la riqueza. San Francisco de Asís lo hizo. No había vuelta a atrás. El joven había decidido abandonar su laxa existencia para desposarse con «la Dama Pobreza». Semejante declaración de intenciones la realizó cuando su padre y los jueces y el Obispo de Asís le creían poco menos que un lunático y le reclamaban que devolviera el dinero de la familia que él había entregado a los pobres.
Francisco comenzó su revolución desde lo más íntimo de su ser. Nacido en Asís en 1.181 u 82, no recibió de bautismo el nombre de Francisco sino que se llamaba Juan. Pero su padre, un adinerado mercader de telas que viajaba muy a menudo a Francia, puede que fuera el primero que le llamara Francesco.
Su pueril despreocupación fue transformada por la guerra entre Perugia y Asís, el cautiverio y la enfermedad, en una infinita angustia vital. No existía más la paz para él. El trovador alegre de Asís se había hecho todas las preguntas sin encontrar respuesta. Por eso, decidió retirarse a orar y a atender a los leprosos para escarnio de su familia. Eligió las «periferias» de las que habla el Francisco de hoy. Y, en su recogimiento, escuchó una voz en la iglesia de San Damián, tras mirar el crucifijo: «Francisco, vete y repara mi iglesia, que se está cayendo en ruinas».
Y aunque Francisco lo entendió en el sentido literal de la palabra, -pues reconstruyó el templo-, la realidad revelaría después que la restauración de Francisco fue la de encauzar a la Iglesia por el camino del Evangelio en un tiempo en el que sus pastores vivían más preocupados por medrar y conseguir fortuna que por ser pastores con olor a oveja.
Y entonces, cuando halló la paz, comenzó a predicarla incansablemente, a defender la dignidad de la pobreza, a proclamar el amor de Dios y el amor por las criaturas. Sólo tres le siguieron. Y Clara, la aristócrata que vivía en un palacio fortificado, que se negó a casarse con 15 años porque su vida ya era de Dios y que quedó fulminada por el ejemplo de Francisco. Ella fundó la Orden de Santa Clara. Él la de San Francisco. De ambos troncos han florecido las numerosísimas ramas que componen el frondoso bosque franciscano.
A Francisco le gustaba la naturaleza. Amaba a Dios en sus criaturas. Es famoso el capítulo con el «hermano lobo» que aterrorizaba a la ciudad de Gubbio donde Francisco cuidaba de los leprosos. El santo de Asís se enfrentó a un lobo que devoraba rebaños y atacaba a las personas. Lo cuenta las «Florecillas de San Francisco», una recopilación de episodios de su vida escrito hace más de 700 años. Francisco logró un pacto entre la bestia y el pueblo. Gubbio mantendría al animal y este nunca más les haría daño. «Yo quiero, hermano lobo, hacer las paces entre tú y ellos, de manera que tú no les ofendas en adelante, y ellos te perdonen toda ofensa pasada», describe el relato.

Misionero, poeta y profeta

El Francisco argentino hablaba hace unos días en el diario «La Repubblica» del santo que visita este viernes y del que toma su nombre: «Es un misionero, es un poeta y profeta, es un místico, se encontró con el mal y salió de él, ama la naturaleza, los animales, la hierba del campo y las aves que vuelan en el cielo. Pero, sobre todo, ama a la gente, a los niños, a los ancianos y a las mujeres».
A buen seguro, el Papa conoce las palabras de Tomás de Celano hablando del «pobrecillo de Asís». Un Francisco al que imita hablando de forma sencilla, edificando con su discurso a quien le oye. «Nunca fue oyente sordo del Evangelio sino que, conservando en su memoria cuanto oía, procuraba ponerlo en práctica sin tardanza. A todos anunciaba la conversión con gran fervor de espíritu y gozo de su alma, edificando a los oyentes con palabras sencillas y corazón generoso. Su palabra era como un gran fuego, penetrante hasta lo más hondo del alma, y suscitaba el asombro en todos».
Hoy Francisco devuelve la visita que hizo al Vaticano San Francisco en 1209 para buscar la aprobación del Papa Inocencio III. El Pontífice bendijo entonces la obra de San Francisco. Hoy, otro Francisco, Papa, viaja a Asís para ser bendecido por el mendigo de Dios.
 
 
 

miércoles, 2 de octubre de 2013

Amo a los ángeles

"Amo a los ángeles" Hoy 2 de octubre es el día de nuestros ángeles custodios, seres luminosos encargados de cuidarnos y guiarnos. Seres que nos aman y no nos juzgan, que están allí como un amigo incondicional para brindarnos su ayuda cuando pedimos su intersección. Hoy en especial démosles gracias por estar en nuestras vidas.

domingo, 15 de setiembre de 2013

A través de tus ojos - Diego Frenkel


 
 
Canción: A través de tus ojos
Artista: Diego Frenkel
 
 Yo puedo ver el mundo
y comprender el paso de los días
y entendernos sin palabras,
abrazando nuestro cómplice silencio.
 
 Tu risa vuelve el tiempo más liviano y vulnerable
y pierden peso las cosas del mundo
son mejores a través de tu mirada...
 
 Donde corre el agua
donde sopla el viento
puedo ver a través de tus ojos.
Ya nada se detiene,
las cosas son distintas
y atravesando el muro de viejas armaduras
las fórmulas no tienen más sentido.
 
 Tus ojos me despiertan si me quedé dormido
yo sueño tu futuro y lo vivo cada día
y en cada cosa que hago vos siempre estás conmigo.
 
 Donde corre el agua
donde sopla el viento
puedo ver a través de tus ojos
donde corre el agua
donde duerme el tiempo
puedo ver a través de tus ojos.

domingo, 25 de agosto de 2013

Frases de actitud

"Casi todas las cosas buenas que suceden en el mundo, nacen de una actitud de aprecio por lo demás" Dalai Lama

"Tu manera de ver la vida es la mejor manera de cuidar de ti mismo. Tu perspectiva es lo que te hunde o te levanta. Y la actitud es algo que podemos elegir" Spencer Johnson

"Hay una pequeña diferencia entre la gente, pero esa pequeña diferencia hace una gran diferencia. La pequeña diferencia es actitud. La gran diferencia es si es positiva o negativa" William Clement Stone

"El sentido de las cosas no está en las cosas mismas, sino en nuestra actitud hacia ellas" Antoine De Saint Exupery

"La debilidad de actitud se vuelve debilidad de carácter" Albert Einstein

"No podemos escoger lo que nos ocurre, pero sí la actitud con que nos enfrentemos a ellas" Rubén D Sequera

"Las actitudes son más importantes que las aptitudes" Winston Churchill

"El hombre tiene la facultad de modificar su vida modificando su actitud mental" William James

"Alcanzan el éxito aquellos que lo intentan y lo siguen intentando con una actitud mental positiva" W. Clement Stone

"La actitud es tan poderosa que cuando ésta cambia en una persona toda su realidad cambia" Abel Pérez Rojas

miércoles, 21 de agosto de 2013

Esto es vida (nueva versión)


 
Canción: Esto es vida
Artista: Robi Drago & Juan Luis Guerra
 
Besar tus ojos oscuros,
dejar atrás las heridas
Dormir, dormir pegado a tu pecho
Esto es vida
Cerrar mi mano en tu mano
Y beber tu dulce saliva
Meter mi cuerpo
Meter mi cuerpo en tu cuerpo
esto es vida.

Vamos a hacer nuestra casa en el cielo
en el cielo de esa selva
Cultivar amor en rama
y plantar plantar estrellas
Beber amor cada noche
y comer amor cada día
esto es vida… esto es vida.

Quemar el tiempo pasado
dejarlo todo en la huida
estar desnudos de todo
esto es vida uuuu
esto es vida.
Y vamos a hacer nuestra casa
en el cielo de la selva
cultivar amor en ramas
y plantar estrellas
beber amor cada noche
y comer amor cada día
esto es vida, esto es vida.

domingo, 18 de agosto de 2013

Caritas de cielo

 
Hablar de los niños es hablar de inocencia, es empaparse de ternura, es sentir el amor más puro. Por eso nació este poema, para que sigan siendo, cada vez que los miremos, que los tengamos presente: caritas de cielo. ¡Feliz Día del Niño! ©Marielena Rondinel

viernes, 24 de mayo de 2013

7 palabras mágicas


En la búsqueda del bienestar, hay ciertamente cosas e instancias que podemos vivenciar, que nos ayudarán a mejorar significativamente nuestro día a día. Cosas que nos llevarán a la armonía y retomar los equilibrios perdidos.

Les presento siete palabras llenas de magia, que nos ayudarán en diferentes aspectos de nuestra vida, logrando expandirnos, liberarnos, estar plenos. Cada una de ellas nos conectará con aquellas piezas de nuestra existencia, que son claves para el avance seguro, en la busqueda de la felicidad. Se las presento:

1-MUÉVETE
Camina la vida, recorre los lugares que amas y visita aquellos que aún no has conocido. Baila, baila esa canción que tanto te gusta. Muevete dentro de tu casa, atesorando cada rincón. Cambia los mueles, re-ordena esos rincones olvidados. Renueva tus espacios, planta flores nuevas. Recorre la vida de otra manera, distinta a lo que has hecho hasta ahora. Sal de la rutina del trabajo, las relaciones y los patrones de vida. Cambia tu perspectiva. Acércate a quien no te has podido acercar, aléjate de aquellas cosas que te dañan y que ya no son aporte en tu día a día, y si acércate a quienes te aprecian, te hacen sentir cómodo (a) y aceptan toda tu autenticidad, a quienes te aman tal como eres. No necesitas hacer grandes recorridos para hallar aquello que te hace vibrar, a veces moviendo pequeñas piezas y ordenando las cosas, aparecen las nuevas oportunidades y los nuevos renaceres.

2-TOCA
Toca tu cuerpo, toca a los que amas. Abraza a aquellos que no has abrazado, a quienes sientas lo necesitan, incluso a aquellos que ponen distancias al contacto físico, lo más probable es que sea quien más necesite el calor del contacto. Toca las flores de tu jardín, toca los animales que pasan por tu vida, toca aquellos objetos que adornan tu día, que te traen paz y bellos recuerdos. Toca un instrumento musical, aunque sea sólo para jugar con la música, verás como al hacerlo cantar, hará vibrar tu corazón. Toca los árboles, toca el pasto recien mojado, toca la suave arena de la playa, las rocas, el agua. Si el contacto te es ajeno, toca, no lo aplaces ni un día más. Si por el contrario, el tocar te es familiar, afianza esa virtud, úsala para que la vida sea más grata para ti y para quienes alcances con tus manos. Tocar es en la cercanía, una manera de concretar el afecto, el amor.

3-ESCUCHA
Siéntate en silencio y entérate de todo lo que está allí, a tu alrededor, para ser escuchado. Todos aquellos sonidos a los que jamás le has puesto atención, están esperando que los reconozcas. Deleitate con el cantar de los pájaros en las mañanas. Escucha aquellas canciones que hace que tu piel se estremezca. Escucha las olas del mar jugueteando con la playa. Escucha la voz de los que amas, la dulce voz de tu hijo, las amadas melodías de tu amante, la voz ya algo cansada, pero llena de historias de quienes nos ganan en años. Escucha al otro, en todos sus detalles, es un arte el hacer sentir a alguien escuchado. A veces basta con ese gesto, para ayudar, para aplacar ansiedades, para calmar dolores, por lo tanto, sé generoso y escucha con el corazón. Oye el susurro del viento entre las hojas de los árboles, oye la música de la naturaleza entera, es la música de la tierra. Pero por sobre todo, escúchate a ti. Tu sabio interno, tu alma fiel compañera. Esa que tiene la palabra exacta que necesitas oír. Allí están las respuestas, allí está la verdad. Escucha a tu corazón, que tiene un idioma tan diferente, pero que siempre sabemos exactamente lo que nos quiere decir, cada latido, es un mesaje de vida y una confirmación del amor.

4-SIENTE
Sin miedo, nada te puede herir, no pierdas la oportunidad de sentir todo aquello que te da la vida, que te hace humano, que te hace único. Siente en pleno, en todo lo que eres, aquello que te recorre, cada experiencia. Gozo, frío, dolor, hambre, pena, alegría, paz. No juzgues, solo siente. Cada una se estas sensaciones tienen mensajes para ti, y oportunidades de hacerte un ser más completo. No rehuyas la experiencia, no rehuyas el vivirla a fondo. Siente el amor hasta que tu corazón se rinda. Siente el cuerpo del que amas, su olor, su calor, sus detalles. Sientete, tus latidos, tu respiración, como reacciona tu ser a cada cosa que vive. Sientete y arrullate en ese sentir, esa es la vida que te abraza, eso es esta experiencia física, un festival de sensaciones que te dan la bienvenida.

5-CONFÍA
Tú sabes que eres parte de algo extraordinario. Si puedes reconocer la maravilla que es la vida manifestada, entonces confía en que esa sabiduría inexplicable, es un gran poder amoroso, que teje todas estas historias. Y que detrás de ella hay una presencia ilimitada, desconocida quizás, pero tan cercana. Ante tanta perfección, no queda más que confiar. Confía en los flujos de la realidad, en los caminos que nos llevan a aquello que necesitamos, para retomar lo que en verdad somos. Confía en que nada es casual, en que todo es un aprendizaje. Confía en esa mano que silente nos empuja a nuestra maestría. Y por sobre todo, confía en ti, en tu poder personal, en la voz de tu intuición. Aquello que resuena en tus oídos, eso es lo que debes hacer, confía. Aquello que se te repite una y otra vez, es lo que debes realizar, confía. Aquello que no puedes dejar de vivir, es justo lo que la vida te presenta para crecer, confía. Aquello que sientes palpitar en tu ser, es todo aquello que te espera, para ser encontrado, confía. Aquella voz que en susurros, te muestra con exactitud lo que necesitas ver, es la voz de Dios, confía!.

6-ENTREGA
Lo mejor de ti, todo aquello que haces tan bien. Tus maravillosos dones, tu cálida sonrisa, la caricia oportuna, la palabra que anima. Da tu compañía, tu presencia, tu energía. Entrega tu tiempo como un regalo, tu miradas de empatía, tu contagiosa esperanza. Entrega tus ganas de vivir, para despertar al que está desanimado. Entrega esa caminata de la mano, de quien te ha elegido, de ese quien tú has escogido. Entrega ricas comidas, preparadas con la sal del amor. Entrega reuniones que son, un homenaje a la amistad, al compartir. Entrega el silencio que insta, a que el otro se exprese. Da una palmada de cariño, un recorrido por la alegría, un paseo hacia el re-encuentro, un gesto de bienvenida.

7-RECIBE
Cada regalo que te ofrece el destino. Recibe las experiencias de los aprendizajes que vibran en ti y que te buscan sin condiciones. Recibe los elogios, que te impulsan a continuar. Recibe cada ofrenda de tu hermano, de cada amanecer, de cada vivencia, de todo cuanto te toca con su mano mágica. Recibe el amor a manos llenas, para que lo des a manos llenas. Recibe la melodía de la naturaleza, la luz del sol que te saluda cada mañana. Recibe la compañía de los que amas, tan incondicional. Recibe con amor, todo cuanto eres. Recibe con una sonrisa la música, los colores, los aromas y los sabores de la vida. Recibe sin apelar, sólo con agradeciemiento. Recibe con humildad, aquella que te hará entregarte con la misma devoción. Recibe agradecido (a), emocionado (a), lleno (a) de asombro y certeza, cada regalo de esta vida.

Alejandra Vallejo Buschmann

martes, 14 de mayo de 2013

El ciego y el Everest


Parece que poco a poco la gente se va acostumbrando a las mismas metáforas de la vida. Hace algún tiempo, escribía en esta columna el “manual para subir montañas”, y de repente me encuentro con un lector en Hamburgo que decide compartir conmigo su experiencia respecto a las escaladas de la vida.

Descubrió en qué hotel estoy alojado, tiene una serie de críticas sobre mi página de internet. Hace comentarios duros, y después pregunta:
-¿Puede hacerse una foto con mi novia?
Claro que puedo. Coge el teléfono móvil, aprieta un botón, no dice nada, y un minuto después aparece su novia.
Nos hacemos la foto, pero la pregunta que sigue es más intrigante:
-¿Puede un ciego escalar el monte Everest?
-Creo que no –respondo.
-¿Por qué no responde: tal vez?
Ya estoy casi convencido de que tengo delante a un “optimista compulsivo.” Una cosa es que el universo entero conspire para que se cumplan nuestros sueños, otra cosa es colocarse frente a desafíos absolutamente innecesarios, que pueden acabar en accidentes fatales o en fracasos previsibles.

Explico que tengo que salir por un compromiso, pero el lector no se rinde.
-Los ciegos pueden escalar el Everest, la montaña más alta del mundo ( 8.848 metros). No sólo pueden, sino que sé que por lo menos uno de ellos lo ha hecho. Su nombre es Erik Weihenmayer. ¿Su compromiso puede esperar?
Si ha citado un nombre, puede que exista una historia interesante. Mi compromiso puede esperar, por supuesto.
-En 2001, Weihenmayer lo consiguió. Y mientras tanto, la gente se queja por no tener un coche mejor, ropa más elegante, o un sueldo a la altura de sus necesidades.
-¿Está usted seguro de que lo consiguió?
-Busque en internet. Pero lo que me fascina es que Weihenmayer sabía exactamente lo que quería: transformó su vida en aquello que él pensaba que debía ser. Tuvo el valor de arriesgarlo todo para conseguir que el universo conspirase a su favor.

Estoy de acuerdo. El lector continúa, como si mi actitud ya no le interesase más:
-Si una persona sabe lo que quiere de la vida, reúne todas las condiciones para hacer que se cumpla su sueño. ¿No fue usted mismo quien lo dijo?
Claro. Pero existen límites, como ciegos escalando la montaña más alta del planeta.
-Y si las personas no tienen sueños, ¿qué tienen que hacer?
-Pensar en algo que les gustaría estar realizando, y dar el primer paso –respondo-. Sin miedo a errar. Sin miedo a herir a los que se “preocupan” por su comportamiento.
-¡Eso! –dice el lector, identificando claramente por primera vez mis ideas-. En seguida nos damos cuenta de que para lograr lo que queremos es preciso correr riesgos. ¿No es eso lo que dice usted en sus libros?
No sólo lo digo, sino que también procuro hacer honor a esas palabras. Pero nuestra conversación es interrumpida, ha llegado la hora de atender al compromiso que me trajo a Hamburgo. Agradezco su atención, le pido que me envíe sugerencias sobre mi página web, nos hacemos una foto más, y nos despedimos.

A las tres de la mañana, regresando del evento, meto la mano en el bolso para sacar la llave de la habitación, y descubro el papel en el que había anotado el nombre. Pese a que dentro de unas horas tengo que viajar a El Cairo, enciendo el ordenador, y allí está:
“El 25 de mayo de 2001, a los 32 años de edad, Erik Weihenmayer se convirtió en el primer invidente que alcanzó la cima de la montaña más alta del mundo. Este ex-monitor de gimnasio recibió el premio que otorgan ESPN e IDEA por su valor al ir más allá de los límites que su condición física permitía. Además del Everest, Erik Weihenmayer ha escalado las otras siete montañas más altas del planeta, entre ellas el Aconcagua (Argentina) y el Kilimanjaro (Tanzania)”.

Si no lo creen, compruébenlo.

Libro: El Guerrero de la luz. Pablo Coello

domingo, 12 de mayo de 2013

Amor en vida



Canción: Amor en vida
Artista: Víctor Escalona
 
Ellas son los ángeles del cielo
Cuidarán nuestra vida con anhelo
Ellas reviven la esperanza cada día
Siembran luceros para no perder la vía.
 
Ellas son el canto de la entrega
Que empezó con la sangre de sus venas
Ellas conocen la verdad de tus pupilas
Pues dieron luz a cada una con caricias.
 
“Madre serás
Dijo Dios allá arriba
Y te hiso a ti mujer
Convertir el amor en vida”
 
Ellas son la fuerza y la dulzura
La razón el arrullo y la ternura
Ellas remueven nuestras fibras con sus dones
Y con milagros alimentan corazones.
 
Ellas son las madres de los hijos
Que ha parido la tierra en su infinito
Pues cada vez que llega luz hasta sus vientres
En madre de todos los niños se convierten.
 
“Madre serás
Dijo Dios allá arriba
Y te hiso a ti mujer
Convertir el amor en vida”

miércoles, 10 de abril de 2013

Felicidad y plenitud


Cuando perder algo te preocupa demasiado, ya lo has perdido porque tu preocupación impide que obtengas cualquier tipo de valor de aquello que tanto te preocupa perder.

Las cosas cambian y lo que hoy está aquí, muy bien podría haber desaparecido mañana. Puedes preocuparte y angustiarte por ello, o puedes aprovechar al máximo, con alegría y amor, todo lo que ahora mismo tienes.

 La felicidad que sientas en plenitud, no la perderás. Nada ni nadie podrá quitarte el amor que vives y ofreces.

 Si te involucras demasiado en las cosas fugaces y superficiales de la vida, te estarás preparando
 para una terrible desilusión cuando ellas ya no estén contigo. En cambio, aprende a atesorar aquellas cosas con real sustancia, con sentido, esas que el tiempo y las circunstancias no pueden borrar.

 Acostúmbrate a vivir cada día a pleno y con verdadero sentido. Verás que te preocupas menos por lo que podrías perder, y te concentras más en lo que tienes para aprovechar.

 Agradece todo lo que tienes, aprovechándolo al máximo. Y siempre tendrás muchas cosas por las cuales estar agradecido.

Gabriel Sandler

jueves, 4 de abril de 2013

Contigo...

 
"Contigo hasta el fin del mundo"

martes, 2 de abril de 2013

Atrévete a vivir


 

Más que simplemente existir, vive.
Más que simplemente tocar, siente.
Más que simplemente mirar, observa.
Más que simplemente leer, absorbe.
Más que simplemente escuchar, oye.
Más que simplemente presenciar, entiende.
Más que simplemente pensar, reflexiona.
Más que simplemente hablar, por favor, ¡di algo!

John Maxwell

lunes, 25 de marzo de 2013

El sueño del gusanito

Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un Grillito: - ¿Hacia dónde te diriges?, le preguntó: Sin dejar de caminar, la oruga contestó: - Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo. Sorprendido, el grillito dijo, mientras su amigo se alejaba: - ¡Debes estar loco!, ¿Cómo podrías llegar hasta aquel lugar? - !Tú, una simple oruga!. Una piedra será para ti una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable.

Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse. La oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir de su sueño! -¡No lo lograrás jamas! - le dijeron -, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir. Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar: - Estaré mejor, fue lo último que dijo, y murió.

Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal mas loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió "por querer realizar un sueño irrealizable". Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una ADVERTENCIA PARA LOS ATREVIDOS. De pronto quedaron atónitos.

Aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos:
UNA MARIPOSA.

No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. "Todos se habían equivocado". Dios no nos hubiera dado la posibilidad de soñar, si no nos hubiera dado la oportunidad de hacer realidad nuestros sueños...

El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino. Lucha con todas tus fuerzas por lo que deseas y alcanzarás tus sueños. No importa las veces que lo intentes, sigue hasta el final.

Autor Desconocido

jueves, 21 de marzo de 2013

Hay locuras que son poesía...


"Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar" Silvio Rodríguez

miércoles, 13 de marzo de 2013

Francisco es hincha de San Lorenzo de Almagro


El nuevo Papa es argentino y casi como una reacción instintiva se presumió de su afición al fútbol. ¿Será hincha de Boca o de River? No es seguidor de ninguno de los dos clubes más populares de Argentina.

Apenas fue presentado Jorge Mario Bergoglio en la Plaza San Pedro, aparecieron fotos suyas en Twitter posando con un banderín del club San Lorenzo de Almagro y también con la camiseta del conjunto azulgrana. El club fue fundado por el padre Lorenzo Massa en 1908.

Sí, el Papa Francisco I es ‘cuervo’ (ese es el apodo de los hinchas de San Lorenzo). El sumo pontífice de 76 años nació en Buenos Aires y es jesuita. Cuando era cardenal, los dirigentes del club le entregaron una placa conmemorativa por el centenario del equipo argentino. Es más, ofició una misa por dicha celebración.

“No importamos los colores de otro lado, se los pedimos a la Virgen. Nunca saquen a María Auxiliadora del club porque es su madre, ya que San Lorenzo nació en (el Oratorio) San Antonio bajo la protección de la Virgen”, dijo Bergoglio aquella vez, según el diario deportivo “Olé”.

“Es un orgullo para la Institución saber que el primer Papa sudamericano es Socio de #SanLorenzo”, publicó el club oficial en su cuenta Twitter (@SanLorenzo), acompañando el mensaje con una imagen del carné.

Él mismo recordó que su padre fue jugador de baloncesto en el club Boedo, por lo que frecuentaba las instalaciones del Cuervo. Llegó a decir que no se perdió partido alguno de San Lorenzo de la campaña de 1946, cuando jugaban en el equipo Farro, Pontoni y Martino. El papa acudía al estadio Viejo Gasómetro para acompañar a su padre.

El Padre Lorenzo Massa, fundador de San Lorenzo, eligió los colores azul y rojo al inspirarse en el manto azulgrana de la Virgen. Cuando fue Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires mostraba su consternación cada vez que se producía un episodio en los estadios.

Francisco I sucede a Benedicto XVI, seguidor del Bayern de Múnich y que, a su vez, relevó a Juan Pablo II, que en 1982 recibió el carné de socio número 108.000 del FC Barcelona.

(Fuente: http://elcomercio.pe/)
Related Posts with Thumbnails